Cirugía Plástica de Mamas
  Aumento
  Reducción y Elevación
Rejuvenecimiento Facial
  Parpados
  Lifting de Cejas y Frente
  Lifting
Perfil Facial
  Nariz
  Mentón y Malar
  Orejas Prominentes
Otras
  Botox®
  Ginecomastia
  Lipoescultura corporal
   

La rinoplastia o cirugía estética de la nariz es una de las operaciones más frecuentes de la cirugía plástica, y una de las mas delicadas. Consiste en una modificación de la forma de la nariz, respecto a su tamaño, elevar o afinar la punta, eliminación de la giba o joroba, angostar el ancho de su base, etc. Además de ciertos ideales estéticos para cada raza, se debe buscar fundamentalmente la armonía de los rasgos faciales, manteniendo la proporción de las facciones individuales.



Partiendo de estos conceptos, en la consulta con su médico se deben considerar las expectativas personales y los resultados reales que se podrían alcanzar con la cirugía.

Los candidatos son todos aquellos individuos que hayan terminado su desarrollo facial (entre los 16 y 17 años de edad).

Dada la gran variedad de rasgos de la nariz no existe una cirugía única, pero se describirán algunos conceptos básicos.

La operación se realiza generalmente bajo anestesia local y sedación, en forma ambulatoria. Las cicatrices suelen ser internas, por lo tanto no son visibles, excepto en casos complejos donde se realizan incisiones en la columela o en base nasal cuando hay que angostarla.

La operación se basa en el remodelado de los cartílagos y huesos nasales, adaptándose a este nuevo contorno la piel que los cubre. Para mantener esta forma se coloca un yeso o elemento similar durante siete días del postoperatorio, solo se coloca taponaje interno en caso de tabiques desviados o si hubo sangrado excesivo. Luego de la operación es necesario reposo absoluto por dos días, parcial hasta sacar el yeso y abstenerse de actividad deportiva y sol durante un mes. El edema o hinchazón es variable de acuerdo al paciente, y puede haber hematomas en los párpados, que se mantienen por dos semanas.

Además del aspecto externo, se debe evaluar la función respiratoria, examinando la probable desviación del tabique que provoque la obstrucción de una fosa nasal, que en caso de existir se debe corregir en la misma operación.

Desde el punto de vista estético la nariz debe ser evaluada tanto de frente, perfil y medio perfil, siendo de fundamental importancia sus ángulos respecto a la frente y al labio, y su tamaño y forma en relación al mentón y los pómulos. Se debe lograr una armonía del perfil.